Bienvenido a GIANTmicrobes!

Diabetes Célula Beta - Insulina (β cells)

Las células beta pancreáticas producen insulina, que permite regular los niveles corporales de azúcar. Aprende cómo funcionan y qué ocurre cuando dejan de hacerlo.

Cada célula cuenta con una hormona insulina modelada a partir de la molécula real de insulina.

HECHOS: Las células beta pancreáticas producen la insulina que permite regular el nivel de glucosa en el cuerpo. Cuando los niveles de azúcar en sangre suben, las células beta liberan insulina, que hace que las células adiposas y musculares comiencen a absorber el exceso de azúcar. De este modo, los niveles de glucosa retoman un valor saludable, y el azúcar se almacena para su uso posterior como fuente de energía celular.

Sin embargo, si las células beta están dañadas, la producción de insulina puede verse afectada. Se cree que la diabetes de tipo 1 es resultado de una respuesta autoinmune en la que el propio sistema inmunitario del cuerpo ataca a las células y las destruye. El cuerpo se vuelve incapaz de producir insulina y reducir sus niveles de azúcar de modo efectivo, por lo que los niveles de glucosa ascienden. Normalmente, cuando el cuerpo lucha para reducir los niveles de azúcar, se produce un incremento en la ingesta de líquido, además de la frecuencia de micción (el exceso de glucosa también proporciona un sabor dulce a las excreciones acuosas del cuerpo; de este modo se diagnosticaba la diabetes históricamente).

Incluso en aquellos casos en que las células beta siguen funcionando, la diabetes puede sobrevenir si las células adiposas y musculares del cuerpo dejan de responder de manera suficiente a la insulina, o si se producen cantidades insuficientes de la misma. Esta diabetes, de tipo II, es mucho más común, y suele aparecer en adultos.

Por fortuna, puede controlarse mediante modificaciones en la dieta, ejercicio y, en ocasiones, medicación. Aunque la diabetes de tipo I requiere la inyección regular de insulina, los rápidos avances en los mecanismos de seguimiento y transporte han mejorado en gran medida las vidas de aquellos que padecen esta enfermedad; además, las investigaciones biológicas están perfeccionando nuevas vías para restaurar las células beta dañadas y curar la diabetes para siempre.

Copyright © 2014 Giantmicrobes, Inc. All Rights Reserved.

  • Diabetes Beta Cell cluster
  • Diabetes Beta Cell plush doll
  • Diabetes Célula Beta - Insulina (β cells) under a microscope!
Size Specs
Prices include 20% VAT

Sizes:


Diabetes Célula Beta - Insulina (β cells) Diabetes Célula Beta - Insulina (β cells) GMEU-PD-0061
12,95 €
- +

Product Details

Información adicional

Sizes Giantmicrobes are based on actual microbes, cells, organisms and other critters, only 1,000,000 times actual size!
Gigantic (GG) 40-60cm
XL (XL) 25-38cm
Original (PD) 12-20cm
Minis (MM) 5-10cm each
Keychain (KC) 5-10cm with clip
Materials Plush from all new materials. Stuffed with polyester fiber fill. Surface washable: sponge with water & soap, air dry.
Empaque Each plush microbe includes a printed card with fun, educational and fascinating facts about the actual microbe or cell.
Safety Every product meets or exceeds U.S. and European standards for safety. For ages 3 and up.

All about Diabetes Célula Beta - Insulina (β cells)

HECHOS: Las células beta pancreáticas producen la insulina que permite regular el nivel de glucosa en el cuerpo. Cuando los niveles de azúcar en sangre suben, las células beta liberan insulina, que hace que las células adiposas y musculares comiencen a absorber el exceso de azúcar. De este modo, los niveles de glucosa retoman un valor saludable, y el azúcar se almacena para su uso posterior como fuente de energía celular.

Sin embargo, si las células beta están dañadas, la producción de insulina puede verse afectada. Se cree que la diabetes de tipo 1 es resultado de una respuesta autoinmune en la que el propio sistema inmunitario del cuerpo ataca a las células y las destruye. El cuerpo se vuelve incapaz de producir insulina y reducir sus niveles de azúcar de modo efectivo, por lo que los niveles de glucosa ascienden. Normalmente, cuando el cuerpo lucha para reducir los niveles de azúcar, se produce un incremento en la ingesta de líquido, además de la frecuencia de micción (el exceso de glucosa también proporciona un sabor dulce a las excreciones acuosas del cuerpo; de este modo se diagnosticaba la diabetes históricamente).

Incluso en aquellos casos en que las células beta siguen funcionando, la diabetes puede sobrevenir si las células adiposas y musculares del cuerpo dejan de responder de manera suficiente a la insulina, o si se producen cantidades insuficientes de la misma. Esta diabetes, de tipo II, es mucho más común, y suele aparecer en adultos.

Por fortuna, puede controlarse mediante modificaciones en la dieta, ejercicio y, en ocasiones, medicación. Aunque la diabetes de tipo I requiere la inyección regular de insulina, los rápidos avances en los mecanismos de seguimiento y transporte han mejorado en gran medida las vidas de aquellos que padecen esta enfermedad; además, las investigaciones biológicas están perfeccionando nuevas vías para restaurar las células beta dañadas y curar la diabetes para siempre.

Copyright © 2014 Giantmicrobes, Inc. All Rights Reserved.

Back to top